Aumentar el tamaño del texto

OBRAS Y MINISTERIOS

Casa de la Providencia, Valparaiso II

El Hogar Casa de La Providencia fue fundado  en 1858. En la actualidad el Hogar acoge a 84 niñas, entre los 2 y 18 años de edad, cuyos derechos han sido vulnerados en cualquiera de sus formas, predominando casos de negligencia en su cuidado, abandono, abuso sexual, maltrato físico y/o psicológico, principalmente, por parte de sus padres o cuidadores.

Es dentro de este contexto, donde la institución se ocupa de restituir los derechos vulnerados de estas niñas y sus familias trabajando en educar y promover cambios que les permitan acceder a una mejor calidad de Vida.

Dicho trabajo se logra abordando diversos ámbitos tanto con las niñas como con sus familias, amparados en el principio de la solidaridad y dignificación de la vida humana, como ejes fundamentales de esta obra. Un trabajo solidario, más no asistencialista, puesto que nuestra labor se enfoca en otorgar a las familias herramientas a las personas a fin de que desarrollen a futuro sus propias capacidades e insertarse de manera satisfactoria y funcional en la sociedad.

Por parte de las niñas, mientras se mantienen residiendo en la institución, junto con la restitución de sus derechos vulnerados, se pretende, alcancen un sano desarrollo, tanto físico, como emocional y espiritual, desplegándose todos los medios necesarios para tal efecto, como el trabajo socioeducativo, terapéutico y el apoyo material necesarios, pretendiendo alcanzar niveles de calidad de vida óptimos, contando profesionales especializados en el ámbito de la intervención psicosocial y personal capacitado en el cuidado, educación y salud de niños/as y adolescentes, además del mejoramiento integral de la infraestructura, especialmente dormitorios y espacios donde las niñas se desenvuelven de forma cotidiana.

Es así como la educación se trasforma en un pilar fundamental, manteniendo prioridad central en nuestro espacio de intervención, el cual se fortalece día a día, con la firme convicción de que es el medio primordial de movilidad social, permitiendo a nuestras niñas desplegar sus capacidades para desarrollarse libremente, derrotando así el circulo de la pobreza, indigencia y de privación cultural, que en la mayoría de los casos, se arrastra por generaciones. Este objetivo, se aborda desde la concientización en nuestras niñas y familias de la importancia de la misma, así como también, en el despliegue de las condiciones materiales óptimas para su desarrollo, preocupándonos hasta en el más mínimo detalle, contando dentro de la institución con salas de estudios, materiales suficientes y a libre disposición, biblioteca, sala de computación y personal dedicado exclusivamente al apoyo de esta labor a través de tutorías diarias a cada una de las niñas en edad escolar.  

En base a este paradigma es que se pueden mencionar algunos de los logros obtenidos en estos últimos seis años de trabajo, como son tres niñas que han sido beneficiada con la Beca Presidencial, la cual se otorga a niñas/os y jóvenes con alto rendimiento académico catorce niñas cursando actualmente enseñanza media.

Este proceso ha dado su fruto y tenemos el año 2010 dos jóvenes Ana Emperatriz Guerra y Yesenia Tapia Fritz, egresadas con la obtención de un título técnico profesional en la especialidad de "Enfermería en atención y cuidados al adulto mayor".

Yesenia Tapia Fritz, a ingresado a la educación superior, iniciando el presente año 2011, la carrera de "Auditoría", en la Universidad de Valparaíso.  

 EL SEÑOR ES BUENO, INFINITAMENTE BUENO

 Ana Georgina Rozas G., s.p., Directora

Vuelta